Consejos para depurar los excesos navideños. Divinos Quehaceres!!

Se termina la Navidad, y con ella esos divinos sabores culinarios que han inundado estos días nuestros paladares y amenizado tertulias familiares y sociales. Pero ahora,  solo nos queda una larga lista de propósitos para este nuevo año, la cual siempre empieza con dos propósitos que para muchos ya se han convertido en dos clásicos que no pueden faltar en sus propósitos año tras año, como son hacer dieta y apuntarse a un gimnasio.

Dando el último bocado a ese roscón de reyes que pone el punto y final a más de dos semanas repletas de abundancias, por todos pasa el mismo pensamiento “el lunes empiezo…” y un escalofrío recorre la espalda cuando recuerdas que tienes que sacar a la luz a tu gran amiga la báscula, arrinconada en el baño, fuera de la vista para evitar posibles cargos de conciencia… pues bien, aunque no es lunes, y aún quedan polvorones y algún trocito de turrón merodeando por la cocina, aquí van algunos consejos para empezar el año depurando de una forma sana, y siempre con cabeza.

Nada de hacer dietas extremas o de “milagros” encontrados en la red, solo basta con llenar el frigorífico de “buenas intenciones” y modificar un poco nuestros hábitos. Si nuestro planteamiento de hacer dieta y perder peso pasa a un plano casi de carácter obligatorio, os recomiendo siempre que contéis con la ayuda de profesionales.

plate-tomate-divinos-sabores-paloma-calvo

Básicos para depurar el cuerpo

Y empezamos con el agua. Protagonista en todo proceso de depuración, mínimo debemos beber entre 1.5 o 2 litros de agua al día, en detrimento de las bebidas alcohólicas, azucaradas y/o gaseosas. Así mismo, los alimentos y preparaciones que sean ricas en agua, con un bajo aporte calórico y ricas en vitaminas y/o minerales, nos ayudarán a restauran el organismos, tales como sopas, caldos, infusiones,… así como verduras y frutas, que además aportan fibra, ayudando a regular el tránsito intestinal y proporcionando  un efecto saciante.

Respecto a las frutas, se recomiendan, por un lado, la manzana, una de las frutas más depurativas, gracias a su fibra con acción absorbente que ayuda a eliminar gran cantidad de toxinas nocivas, ideal para tomar entre horas, fácil de llevar y comer. Por otro lado, encontramos los cítricos (limón, naranja, pomelo, mandarinas,…) ricos en vitamina C y ácido cítrico. Tienen beneficios antisépticos, antirreumáticos, diuréticos y depurativos. Un buen zumo natural por las mañanas, nos ayudará a limpiar el organismo además de protegerlo frente a posibles resfriados. Otra de las frutas a tener en cuenta son las uvas, y si ya terminamos el año con ellas, que mejor que empezarlo también, ya que su alto su contenido en potasio y fibra ayuda en la depuración de la sangre. Además, contribuyen a regular el colesterol y poseen una acción diurética y laxante. Las fresas, una de las frutas más apreciadas por su sabor, son otra gran alternativa gracias a sus características antioxidantes y diuréticas. Y como broche final a las frutas, un toque exótico, como la piña o la papaya, con un alto contenido en fibra, muy diuréticas y además ayudan a mejorar las digestiones.

fruta-divinos-sabores-Paloma-Calvo

Como verduras destacar la alcachofa, rica en fibra y efecto diurético que favorece las funciones del hígado y la vesícula, ayudándoles a recuperarse del exceso de trabajo tenido en navidades dada la abundancia de grasas en las comidas. Otra de las verduras aliadas es el espárrago, gracias a su alto contenido en minerales, que beneficia la actividad del hígado y de los riñones. Otra de las verduras con acción diurética es la cebolla, que ayuda a eliminar el exceso de líquidos que el organismo retiene, muy práctica para acompañar gran cantidad de platos, de forma similar a el ajo, gran eliminador de sustancias nocivas que además tiene efecto estimulante, diurético y expectorante. Otra verdura a tener en cuenta es el brócoli, cuyo aporte en antioxidantes,  y su alto contenido vitamínico, no solo ayuda a la desintoxicación del organismo, sino que previene de resfriados y gripes.

Otras recomendaciones que debemos tener en cuenta son, por un lado, no saltarse ninguna comida, intentar  hacer 5 comidas al día, tres comidas principales, desayuno, comida y cena, y dos tentempiés a media mañana y a media tarde. Recordad el dicho de

“Desayuna como un Rey, come como un Príncipe y cena como un Mendigo”

es decir, cenas ligeritas pero equilibradas, nada de una fruta o un vaso de leche y a dormir. Comidas y cenas siempre incluir verdura o ensalada, y una fuente de proteínas, como carne, pescado, huevos,… eso sí, mejor si es asado, plancha, horno, grill… reducir el consumos de aceites y grasas, así como de sal. Evitar el consumo de azúcares refinados, tales como bollería, y el consumo de alcohol. Los lácteos desnatados, y carnes y pescados magros.

Y por último, y  no menos importante, hacer ejercicio, y aunque apuntarse al gimnasio es otro de los grandes propósitos, no solo basta con pagar la cuota, sino al menos hacer uso del mismo  de 3 a 4 días a la semana, sino, un paseo, caminar una horita al día, dejar el ascensor y usar más escaleras es suficiente para activar el organismo.

En definitiva, tratar de depurarse un poco después de Navidades no se trata de morir de hambre dos semanas o un mes, sino adecuar nuestros hábitos a una dieta sana, lo que nos permitirá que en las próximas Navidades, podamos disfrutar y sin excesos. Y es que, se puede disfrutar de los divinos sabores de la gastronomía, sin morir en el intento, solo hay que saber compensar y no dejarnos llevar, o al menos, no tanto.

 

Autor: Paloma Calvo

 

Paloma Calvo

7 thoughts on “Consejos para depurar los excesos navideños. Divinos Quehaceres!!

  1. Miryam says:

    En efecto mis propósitos para el 2015 son: hacer “dieta”, ejercicio y encontrar trabajo (esto es creo que lo más complicado). Así que tendré en cuenta tu post. Eso sí, a mí la manzana cuando la come me da más hambre ¿sabes porqué puede ser? Saludos guapa

  2. PALOMA says:

    Hola Miryam, en primer lugar gracias por tu comentario, y decirte que tranquila, no eres la única a la cual la manzana le da hambre, sobre todo si se come en ayunas,esto se debe a que el azúcar de la manzana, la fructosa, es uno de los azúcares considerados como “azúcares simples o de rápida absorción”, esto quiere decir que permanecen un breve espacio de tiempo en el estómago y el cuerpo los asimila rápidamente ya que se disgregan en elementos básicos en muy poco tiempo, por lo cual la sensación de hambre aparece más rápido que si se tratase de otro tipo de azúcares denominados “complejos” como el arroz, cereales integrales,… los cuales tardan mas en absorberse. De todas las maneras, para aprovechar todos sus beneficios, es bueno combinarla con un yogur o con una de galletas maria, ideal para meriendas por ejemplo, y mejor tomarla con piel, que es donde reside el poder saciante de la fibra, eso sí, la piel bien lavadita! 🙂 espero haberte ayudado, un saludo!!!

  3. Dani says:

    Consejos muy útiles, porque por Navidad el exceso calórico es de campeonato. El tema de las 5 comidas diarias lo llevo fatal, porque con los horarios de trabajo, algunos días hago 2 o 3 comidas #OMG

  4. Ruben Alonso says:

    Estos días son duros para los que nos gusta desayunar como un príncipe, comer como un rey y cenar como un emperador! LOL

Comments are closed.