¿La mesa del futuro en Restaurantes?

Las mesas donde comemos acostumbran a ser aburridas, nada que hacer sobre ellas, o como mucho jugar con los adornos o los cubiertos. En casa esperando a que sirvan la comida y en el restaurante  dejando pasar el tiempo para que llegue el camarero con las cartas, o regrese después a tomar nota.

¿Y porqué esperar sin nada que hacer?

Aplicando un poco de tecnología hay cosas que pueden mejorar infinitamente. Es lo que propone la empresa catalana DigaliX, especializada en mobiliario interactivo de grandes dimensiones. Su ‘buque insignia’ es la XTable Multitouch, una innovadora mesa disponible en diversos tamaños, personalizable con una pantalla resistente a los golpes, a los líquidos, a la grasa y además conectable a otros dispositivos. El hecho de que sea resistente a los golpes y a los líquidos la hace apta para entrar en las salas de los restaurantes y todo tipo de locales del mundo de la hostelería.

Y además con varias aplicaciones desarrolladas para ello, se adapta perfectamente a cualquier restaurante. Hasta 6 comensales pueden realizar a la vez su pedido, escogiendo de entre toda la carta, estando disponible la explicación completa de los platos, y su foto, más allá de su simple nombre del plato.

Además la carta de vinos también es accesible mediante imagen de la botella y descripción, además de la clasificación por tipo de caldo. Pero no solo eso, la pantalla es capaz de reconocer objetos, de modo que dejando una botella encima podría mostrar automáticamente una ventana con la información del contenido, o ofrecer información de maridaje de un vino con los diferentes platos de la carta ayudando a agilizar la elección de plato.

Digalix_Carta_Restaurante_Pedido

Tampoco hace falta llamar al camarero para pedir los platos, mediante una dinámica “cinta transportadora” ubicada en el centro de la pantalla, se puede “arrastrar” el plato para que el pedido llegue a la cocina. Y mientras en la cocina los van preparando se puede navegar por internet, o jugar entre los comensales.

Pero ¡ojo! jugar después del postre tiene un coste añadido por tiempo de ocupación, no nos podemos quedar eternamente en el restaurante

Por si todo lo anterior fuera poco, la mesa nos muestra el importe de la cuenta en todo momento, permitiendo incluso saber cuál es el coste por comensal, o de cada comensal, muy útil cuando se quiere pagar con cuentas separadas. Muchas posibilidades y un nuevo universo a donde llevar la tradicional mesa.

Déjanos tus comentarios sobre que te parece.

Félix Orense