Falso Mitos y Creencias sobre Nutrición. Acciones y productos que Engordan

En el primer post os di los primero tips sobre falsos mitos y creencia sobre nutrición, donde hablábamos de los falsos mitos sobre las frutas . En esta ocasión, os voy a hablar de los falsos mitos de acciones y productos que se supone que “engordan”.

1. Los productos light no engordan

No necesariamente. Un alimento puede ser etiquetado como Light cuando alguno de sus componentes ha sido reducido o eliminado, pero esto no siempre significa que su aporte energético sea de “cero” calorías. De hecho los alimentos se clasifican como:

Versión Light, si su contenido energético ha sido reducido en al menos un 30% en comparación con el producto regular.

Bajo en calorías, cuando su contenido es menor o igual a 40 kcal por porción

Sin calorías, si su contenido de calorías es menor a 5 por porción.

Utilizar alimentos Light puede ayudar para ahorrarte algunas calorías, pero no por ello se debe abusar de ellos, ya que si se consume en abundancia engorda.

La idea de que los alimentos Light pueden comerse sin límite no es correcta, como tampoco lo es el creer que este tipo de alimentos te ayudarán a perder peso con tan solo comerlos.

Sal-Divinos Sabores

2. La sal engorda

La sal no engorda, porque, al igual que las vitaminas y los minerales, no aporta calorías. Pero sí favorece la retención de líquidos, por lo que es aconsejable no abusar.

3. La margarina engorda menos que la mantequilla

No. La margarina y la mantequilla tienen prácticamente las mismas calorías. Sólo engordaría menos cuando se trate de margarinas light que tienen menos calorías.

4. Las tostadas engordan menos que el pan fresco

No. Una rebanada de pan de 50 calorías va a seguir teniendo 50 calorías aunque se tueste. La diferencia es que va a pesar menos por la evaporación de agua. El tostado tiene además la ventaja de hacer más digestivo el almidón del pan.

Azucar moreno-Divinos Sabores

5.El azúcar moreno engorda menos que el blanco

No hay diferencias significativas. El azúcar moreno (no refinado) tiene apenas un poco menos de calorías que el blanco (hidratos de carbono puros), pero aporta algo más de vitaminas y minerales.

5. El agua engorda durante las comidas

No. El agua es un nutriente acalórico, es decir que no aporta calorías. Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas. Además, el agua es una fuente importante de minerales y electrolitos y un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.

7. Saltarse una comida adelgaza

No, y como he repetido numerosas veces en algunos posts anteriores, además es un mal hábito. Todos los especialistas recomendamos realizar cinco comidas al día, de esta manera controlamos nuestro sistema hambre-saciedad, ya que al repartir la ingesta en varias tomas al día no llegamos a la siguiente comida con un hambre excesivo que nos haría comer de más.

8. Mezclar hidratos de carbono y proteínas engorda

No. Es el fundamento de muchas dietas llamadas disociadas, pero no tiene ninguna base científica. Es muy difícil separar los alimentos en función de los nutrientes que aportan, ya que cada alimento es una mezcla de nutrientes.

Una foto publicada por DivinosSabores (@divinossabores) el

 

9. Eliminar el desayuno o la cena te ayuda a perder peso

Saltarse las comidas no es un buen hábito, ni la fórmula que te hará adelgazar. La ingesta diaria debe repartirse en 5 tomas (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) donde se incluyan los 3 grupos de alimentos (hidratos, proteínas y grasas) en porciones moderadas, lo que ayudará a obtener la energía que vamos necesitando durante el día.

El desayuno es una comida importante, pues nos proporciona la energía con la que iniciamos el día, si no desayunamos nos sentimos cansados y llegamos con mas hambre a la hora de la comida. Por otra parte, no podemos ir a la cama sin ingerir alimento, pues mientras descansamos nuestro cuerpo se mantiene trabajando y para ello requiere de la energía que le proporcionan los alimentos. Es recomendable que las cenas no sean abundantes para favorecer la digestión y poder dormir mejor.

10. El agua con gas aporta calorías

No . Con gas o sin gas, el agua no aporta energía, por lo que nunca debe considerarse como factor preocupante sobre el aumento de peso.

El agua con gas se suele restringir en personas que padecen hipertensión, dado su alto contenido en sodio.

Aceite oliva-Divinos Sabores

11. El aceite en crudo no engorda

El efecto térmico no modifica el contenido calórico de los aceites, todos proporcionan 9 cal, por gramo. Lo que sí es cierto es que al cocinarlo lo saturamos, volviéndose perjudicial para la salud, pero las calorías son las mismas, tanto crudo como modificado por la cocción.

12. Comer rápido y de forma apresurada engorda

No. Es el consumo de calorías en exceso lo que produce un aumento del peso corporal. Lo que si ocurre, es que las personas que comen velozmente suele a su vez ingerir mayor cantidad de comida.

13. La obesidad es hereditaria

La herencia es uno de los factores que influyen en el desarrollo de la obesidad, es decir que los hijos de padres obesos presentan un mayor riesgo. Sin embargo, existen otros factores como el sedentarismo, una ingesta inadecuada y un estilo de vida poco saludable, que darán lugar a padecer este trastorno.

 ¿Qué falsos mítos conoces sobre dietas y engorden que conoces? compártelo con todos 😉  Déjanos un comentario 

Paloma Calvo