¿Qué Tipo de Dieta es la adecuada en Verano?

Como ya  vimos en el post anterior, con la llegada del verano y sus calores, evitar la deshidratación es uno de los factores claves, pero llevar una buena alimentación – dieta también. Por eso, os voy a dar algunos consejos de como llevar una alimentación equilibrada, sana y con productos de temporada, para sobrellevar con mucho gusto, el veranito.

Chiringuitos, terracitas, vacaciones, fiestas, verbenas, tapitas, vermuts,… aqui es donde comienza el fin de la tan sacrificada operación bikini, y donde empezamos a coger reservas para prevenir los frios invernales en el futuro…. Los excesos en la dieta pueden ser inevitables, pero si compensables, es decir, que siempre podemos encontrar la manera de llevar a cabo esos “pecados” de forma más healthy o saludable.

¿Cómo tiene que ser la dieta en verano?

Lo primero que tenéis que tener en cuenta, es que no hay que cambiar el tipo de dieta equilibrada y balanceada, sin saltarse comidas, y además de aumentar la ingesta de líquido para evitar deshidratarnos, es aconsejable priorizar el consumo de verduras y frutas, productos frescos, que son ricas en agua, vitaminas y minerales, y sirven para rehidratarse. La sandia, el melón, el gazpacho o las ensaladas, se convierten en los reyes del verano. Una buena idea es la utilización de frutas en las ensaladas, ya que permite aligerar la carga calórica y aportar vitamina A, C y E al organismo, que como vimos en otro de los post anteriores, también nos ayuda a ponernos un poquito morenitos este verano. (Dieta del Moreno. ¿Qué Comer para Lucir un Bonito Bronceado?).

smothie-Sandia-Divinos-Sabores

Por otro lado, es recomendable evitar de la dieta los alimentos grasos o fritos ya que pueden provocar sensación de pesadez y malestar, y así no tener digestiones pesadas o lentas. Cuidado con los helados industriales, son preferibles los sorbetes de frutas o con yogur. Así como las frituras de pescado, típicas del chiringuito y aperitivo, muy buenas sí, pero son excesivamente calóricas y no se deben tomar por costumbre.

Los alimentos ricos en fibra tales como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras frescas, ayudarán a mantener limpio y purificar el organismo, pero siempre acompañados de una adecuada ingesta de agua.

verduras-divinos-sabores
Foto: aomm.tv

 

Además, el calor suele quitarnos el deseo de ingerir abundantes y calóricas comidas, por eso, lo ideal es recurrir a preparaciones frías que refresquen nuestro cuerpo. Licuados y sopas frías, ensaladas con carne cocida, pastas en ensaladas con vegetales u otras comidas completas pero sin temperaturas elevadas.  Comer en verano exige una forma de cocinar simple con carnes magras con poca grasa y pescados a la plancha, al horno, en papillote o a la brasa. Los alimentos cocinados de esta forma apenas necesitan aceite y mantienen todas sus propiedades nutritivas. Por eso con el buen tiempo, las barbacoas pueden ser una buena alternativa

 

¿Cómo debo conservar correctamente los alimentos?

Con la llegada del verano, hay que extremar al máximo el cuidado de los alimentos para así evitar intoxicaciones alimentarias, debido a que con el calor y una inadecuada conservación  y manipulación de los alimentos, puede hacer que los consumamos en mal estado. Por ello,  hay que extremar la higiene en la cocina y lavar bien las hortalizas para evitar las intoxicaciones alimentarias y las diarreas. Así como refrigerar bien los alimentos para evitar la salmonelosis.

frigorífico-Divinos-sabores
Foto: cveronicasalazarll

 

Todos los alimentos preparados deben conservarse en la nevera, en recipientes tapados. Es importante que lo que ya está cocido vaya en los estantes superiores, mientras que lo crudo debe colocarse en los inferiores. De este modo evitamos que caigan cualquier tipo de residuos, y afecte lo que ya está cocido. Otro aspecto a considerar es que no se debe guardar ningún tipo de alimento en el horno  o en el microondas o a temperatura ambiente.

Si recaliento una comida guardada en la nevera, deberá ser solamente la porción que vaya a comer, ya que no se deben calentar más de una vez las preparaciones. Si lo que se recalentó no fue utilizado, es preferible desecharlo.

Consejo para Comer en la Playa

Mucho aprovecháis los fines de semana o en los ratos libre para ir a la playa, y ya pasar allí el día, lo que conlleva comer allí, por lo que es muy importante tener máximo cuidado en qué y cómo llevarnos la comida.

Es recomendable llevar la comida en una nevera portátil, o una pequeña bolsa de refrigeración, y estar seguros de que mantiene la temperatura. Es desaconsejable que los alimentos pierdan el frío. Tratar de llevar adelante una dieta variada, no comer todos los días sándwich (por algo se inventó el tupper…). En caso de querer comer sándwich, variar el contenido, no deben estar siempre hechos con fiambre, se puede intercalar pollo, carne fría, huevo, lechuga, tomate, entre otros. También es aconsejable reducir la cantidad de pan, utilizando rodajas finas. Llevar yogures, frutas, o armar recipientes herméticos con ensaladas individuales. Y que nunca falte la botellita de agua!!

Alimentos de Temporada

Otra buena opción es optar por los alimentos que están en temporada, ya que la calidad y el sabor de los mismos están en su punto óptimo. Os dejo algunos  enlaces que os pueden servir de guía y recetas para saber que nos conviene comer en verano:

Divinos-sabores-Productos-Temporada-Dieta

Esta tabla con los productos de temporada de las verduras y frutas en España, las podéis descargar en tamaño poster.

Y aprovechando los productos de temporada os dejamos esta receta Flash de Gaspatxo de nuestra amiga Gemma Bioscas del blog Food&Cakes by GB donde encontraréis muchas otras recetas frescas para estos días de verano.

foodandcakesbygb_flash_polo_helado_gazpacho_2

 

Y ahora solo nos queda disfrutar de estos días de calor, que por mucho que nos quejemos lo cierto es que nos encanta. A nosotras sobretodo.

Si tenéis alguna receta para llevar a la playa o fresca para estos días, déjanos el enlace en los comentarios.

Paloma Calvo