Hidratación en Verano. Evita la deshidratación

Con la llegada del verano, y más aún con las altas temperaturas que estamos sufriendo en las últimas semanas, es muy importante mantener una correcta hidratación, ya que si no se reponen adecuadamente los líquidos, podemos llegar a la deshidratación.

Para evitar la deshidratación resulta fundamental beber antes de tener sed. Pero, en general, no se siente sed hasta que la pérdida corporal de líquidos llega a uno o dos litros. Por ello, durante el verano hay que beber líquidos de forma continuada y regular durante todo el día.

¿Cual es la cantidad correcta para evitar la deshidratación?

La cantidad de agua necesaria varía de un individuo a otro según la edad y el peso. Por regla general, es recomendable que un adulto ingiera entre 30 y 40 mililitros de líquido por kilogramo de peso en forma de bebidas y alimentación al día.

Tabla-Hidratación-Deshidratación
Tabla by onmeda.es

 

Cantidad de agua en los alimentos

La mayor parte de la necesidad de líquidos diaria se cubre mediante las bebidas y, el resto, mediante la alimentación. Los adultos podemos llegar a obtener casi un litro a l día a través de los alimentos. Alimentos como las frutas y las verduras que además de aportarnos líquidos también nos aportan los minerales necesarios para evitar la deshidratación en verano.

Imprescindibles evita la deshidratación en verano

Para muchas personas es difícil beber lo necesario durante el día. Aquí tenéis unos  consejos que os ayudarán a cubrir la necesidad diaria de líquido y evitar la deshidratación en verano:

  • Beber de forma habitual entre litro y medio y dos litros de líquido a lo largo del día, más en caso de temperaturas altas o esfuerzo físico.
  • Variar la elección diaria de bebidas. Se recomienda agua corriente o mineral, infusiones de frutas y hierbas sin azúcar, así como zumos diluidos de frutas y verduras.

Infusiones-Deshidratación-Divinos-Sabores

  • Las bebidas deben ser un componente básico de las comidas.
  • Colocar una bebida a nuestro alcance nos recuerda que tenemos que beber. De esta manera, se bebe más a menudo.
  • Tomarse pequeñas “pausas para beber”, en determinados momentos del día como si fuera un ritual.
  • Beber un vaso de agua justo después de levantarse.
  • Sólo cuentan las bebidas no alcohólicas. El alcohol acelera la pérdida de agua corporal. Pero mucho son aquellos que apagan la sed veraniega con una cervecita, o varias… por lo que si ocasionalmente toma bebidas con un alto porcentaje de alcohol, debería beber 0,3 litros de agua por cada bebida. Es decir, que por cada cervecita no tenemos que tomas un vaso de agua para compensar la deshidratación producida por el alcohol.
  • Evitar las bebidas azucaradas con muchas calorías o tomarlas con moderación, como las bebidas energéticas, las bebidas de cola y limonadas, pero también los zumos y néctares de frutas no diluidos. Y si se opta por bebidas light o baja en calorías, tampoco hemos de abusar.
  • El café puede contribuir al equilibrio diario de líquidos. Sin embargo, tiene un efecto diurético que se reduce si su consumo es habitual. Aun así, debido a su efecto estimulante no debería tomarse para saciar la sed. Hasta cuatro tazas al día estaría dentro de lo razonable.
  • Batidos naturales: tan fácil como añadir fruta, un poco de leche o agua y batirlo todo. Se puede añadir un poco de hielo para que esté fresquito, así además de hidratarnos, estamos aportando al organismo una gran dosis de vitaminas, minerales y energía.

Batidos-Divinos-Sabores

  • Limonada: algo tan simple como agua, limón y un poco de azúcar es la bebida perfecta para el verano. Si añadimos un poco de bicarbonato tendremos toda una bebida isotónica. Tener esta bebida en el frigorífico es perfecto para cuando llegamos de entrenar o durante el entrenamiento para reponer líquido y electrolitos.

Pero sin dudas, el agua es lo mejor que podemos elegir para saciar la sed y además para hidratar a nuestro organismo. Sin embargo, no a todos les gusta beberla en cantidad o fuera de las comidas. Actualmente se ha puesto de moda consumir en restaurantes, bares y gimnasios las “aguas saborizadas”, que compiten con los refrescos y gaseosas por ser una alternativa bajas calorías o sin gas.

Pero no hace falta recurrir al mercado para comprar estas aguas, ya que las podemos hacer en casa mucho más ricas y más saludables. Os dejo algunas combinaciones que además de hidratar van genial para depurar y cuidarnos un poquito más por dentro…

 

Recetas Bebidas contra la Deshidratación

Receta-bebidas-deshidratación-Divinos-Sabores

Fresa, limón y albahaca

  • – 4-6 fresas sin cabo cortadas en cuartos
  • – ½ limón rebanado
  • – Un pequeño manojo de albahaca ligeramente machacada
  • – Hielo
  • – Agua fría

 

Sandía y albahaca

  • – 2 rodajas de sandía cortadas en tercios o cuartos
  • – Un pequeño manojo de albahaca ligeramente machacada
  • – Hielo
  • – Agua fría

 

Mandarina y arándanos

  • – 2 mandarinas cortadas en gajos
  • – Un puñado de arándanos
  • – Hielo
  • – Agua fría

 

Otra muy buena opción es coger una cubitera, poner trozos de frutas o hierbas aromáticas como la menta o hierba buena, rellenar de agua y poner en el congelador. El complemento perfecto para refrescar el agua. Una opción muy fácil y rápida de hacer.

hielos fruta-deshidratación-divinos-sabores

¿Tienes trucos o recetas para evitar la deshidratación? Compártelos con nosotros, trucos,recetas diferentes, alimentos que más te gustan y sacian bien tu sed. Todo lo que evite la deshidratación en estos días de tanta calor.

 

Fuentes y Fotos: onmedamasquesalud,

 

Gema Santiago

3 thoughts on “Hidratación en Verano. Evita la deshidratación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.